Seguimiento del ataque Israelí sobre gaza

En la nueva Guillotina Eléctrica, un post sigue los acontecimientos en Gaza, con actualizaciones constantes. Os invito a visitarlo.

http://guillotinaelectrica.wordpress.com/2008/12/27/terrorismo-de-estado/

A veces, hay que elegir

He tomado dos decisiones relevantes:

Una, retomar este blog, ahora en serio. Cuando comencé a escribir este blog, en wordpress, lo hice sin mucho de qué hablar. Aunque me costase meses darme cuenta. Han pasado dos o tres años y algo ha cambiado. Cuando dejé de escribir lo hice porque sentía que no estab adicioendo anda, que hablaba por hablar. Desde entonces, me he dedicado a escuchar más que a hablar (en la blogosfera). Ahora siento de nuevo la punzada de escribir, de vivir pendiente del día a día, de comentar hasta donde crea que puedo llegar. Me voy a bajar dos o veinte puntos de arrogancia blogger. Vamos a ver de qué va esto, ahora de verdad.

Dos, volver a wordpress. Blogger está viejo y torpe. No sé cómo Google lo deja estar así. No logro cuadrar una plantilla bonita y moderna para este blog. En mi otro blog, La Falacia Mística de la Cultura del Ácido, hemos logrado un diseño mínimo pero ágil que no se descuadra. Aquí, es imposible. Así que, aquellos pocos que lleguen aquí o que me hayan seguido alguna vez, apunten su nueva dirección:

http://guillotinaelectrica.wordpress.com

Hasta pronto!

Un enemigo en la vida

Una vez me encontraba en un taxi en Nueva York, y el conductor, que era paquistaní o indio, me preguntó de dónde era. Contesté que de Italia, y él quiso saber dónde se encontraba ese país. Me di cuenta de que tenía ideas muy vagas, como si le estuviera hablando de Surinam a un italiano, y él siguió preguntándome: ?¿Qué idioma habláis??. ?El italiano?, dije, y él me preguntó: ?¿Y cuál es vuestro enemigo??. Le pregunté qué quería decir, y me contestó que cada país tiene un enemigo contra el que lucha desde hace siglos. Le contesté que no tenemos. Y me miró muy mal, porque un pueblo sin enemigo era poco viril.

Umberto Eco, en El país. Irónico, seductor e inteligente. Una entrevista de las que merecen la pena.

Romper la normalidad

Se me ocurre, al leer este breve de Eugenio García-Gascón (corresponsal de Oriente Medio de Público), que una de las víctimas de los conflictos enquistados y de los odios enraizados es la normalidad.

Hace cuatro días, el 25 de marzo, varios cientos de palestinos se congregaron en el teatro Al-Hakawati de Jerusalén, cerca del hotel American Colony, para elegir el logo con el que quieren impulsar la candidatura de Jerusalén como capital de la cultura árabe en 2009. El acto se inició a las cinco de la tarde. Todo marchaba bien hasta que llegaron al teatro contingentes del ejército israelí y de la policía de fronteras, que es un cuerpo paramilitar, y desbarataron el acto echando a la gente que se había congregado.

La gente se reunió en la calle y se decidió que el logo ganador era el del artista Jaled Hurani, escogido entre los doscientos logos presentados. El premio se entregó a la esposa del vencedor, puesto que Hurani, que es de Ramala, no obtuvo permiso del ejército para viajar a Jerusalén. Los militares detuvieron a varios participantes, incluidos profesores de la universidad y políticos.


De hecho, es importante que, aparte de informar sobre las operaciones de guerra y guerrilla 'convencionales' (cohetes Kassam e incursiones militares), haya gente como García-Gascón que nos ilustre acerca de esas pequeñas cosas de las que está hecho un conflicto como el árabe-israelí.

Toda una política sistemática, en este caso, de interrupción de la normalidad, de evitación de que una sociedad pueda desenvolver actos tan elementales como el citado. Hacer del conflicto el día a día, aunque haya que forzarlo.

La guerra deja de ser un asunto entre estados (que nunca lo fue, en este caso, ante la ausencia de un Estado por lado palestino) para prolongarse y contaminar toda esfera civil y social que pudiera querer permanecer o desarrollarse en paralelo.

Un daño más invisible que un bombardeo, pero no menos terrible. Una pena.

El Mundo vuelve al 11-M


El Mundo, que varió su línea editorial al albur de los acontecimientos, especialmente tras el juicio, vuelve al 11-M. Y vuelve con las peores herramientas: de nuevo no se prueba nada, pero se sugiere todo. Un ejercicio de equilibrismo periodístico que puede dar réditos económicos, pero que deja abiertas muchas dudas sobre su eticidad.

Algunas ideas que se me ocurren así, a bote pronto:

- Tras renovar su intención de seguir al frente, parece que Rajoy dirigió ciertas 'pullas' a Aguirre por su maridaje con los media y reclamó independencia del partido frente a los medios afines que presionaban en 'ciertas' direcciones.

- Pedro Jota pidió la retirada de Rajoy tras las elecciones. Curiosamente, Pedro Jota fue más agresivo con la gestión de Rajoy que Losantos, habiendo sido este último el que le colgó el apelativo de 'maricomplejines'

- Da réditos económicos Frente a la pérdida de lectores de ABC y los bajos números estables de La Razón, El Mundo crece.

- Tener una portada diferente al resto de los medios. Destacar por algo. Fideliza a los que están de acuerdo, enerva a los que se oponen a la conspiranoia (como un servidor), pero logra que todos hablen de El Mundo.

- 'Marca de la casa': tras el éxito de las investigaciones sobre los GAL y la corrupción felipista, el Mundo presume y necesita de 'investigaciones' que afiancen su prestigio. Aunque, en este caso, vayan mas bien de tropiezo en tropiezo (Mondragón, ácido bórico)

- Algo más psicológico: coadyuvante a la (nueva) derrota de la derecha, excusa y exculpación, chivo expiatorio que evita el tener que mirarse en el espejo para descubrir los errores propios. El lector de derechas, encantado de nuevo de comprobar que no es culpa suya la reciente derrota en las urnas, que sigue siendo fruto del gran compló del 14-m. Algo que, si pudiera haber tenido alguna validez antes, está completamente fuera de lugar ahora.

Un debate para convencidos

Una pifia. Lo dicen por ahí. Hemos oído durante más de una hora más de lo mismo. Un argumentario que podría ser una recopilación de la hemeroteca generada en cuatro años. Me he sorprendido anticipando algunos datos que ZP iba a decir sólo con oir el comienzo de la frase... y acertando.

La primera teoría de los mass media, la llamada como 'bullet theory' o teoría hipodérmica creía en el poder omnímodo de los media. Si la tele te toca, estás muerto. Mucho de eso se ha notado en toda la parafernalia pre-debate: que si la cámara, que si el color, que si la precisión milimétrica en el minutaje.

La Bullet Theory fue superada. Pronto se comprobó que en una gran parte los espectadores lo que hacen es reforzar y recrearse en las ideas que ya tenían. 'Repito otras voces que siento como mías', decían Héroes del Silencio. 'Repito mi voz a través de las de otros', podríamos decir ahora. Decían que iban a por los indecisos, pero tras este debate parece que esta política que vivimos aspira más bien a convencer a los convencidos.


Lo había anticipado el genial Pepe Medina , en Público. Los candidatos se han gustado. Han mirado los cautro años y se han encantado. Especialmente Zapatero, que nos ha repetido sus bondades hasta aburrir. Nada nuevo. Debate, cero.

Las votaciones on-line nos regalan momentos geniales. Un par de ellos. Excelente el de la cadena SER / El País.

La imagen de arriba es de Libertad Digital. No sé por qué me deja ampliar la imagen el Blogger. Se intuye de quien es la barra larga.

Resumen de la semana


Muy grande | por Oroz

Lo siento por el tamaño, si no no cabe. Haciendo clic la podéis ver entera